Google+ Followers

miércoles, 28 de abril de 2010

PERRA VIDA

No tengo amor ni hambre
ni siquiera
habito ya tu instinto o tu deseo.
Temo
en esas soledades de ida y vuelta
encontrarme tus versos o mis besos,
que me huyas
como huyen los tordos cuando llegan
las blancas golondrinas del verano.

Solo mi  perro sabe
del aullido silente de una casa vacía.
Mi perro
que a bien tuvo adoptarme
sabiendo -soberbio compañero-,
que tal vez no le viva doce años.

María García Romero.

CÍRCULO MÁGICO


Mar adentro,
los peces nadan en el cielo,
las aves vuelan en el agua.
cada vida se ocupa
de alimentar la vida.
Tú y yo, bañamos ángeles,
aprendemos
de nuevo las palabras más hermosas.
Niños con niños
que nos trepan la nuca,
nos patean
y nos cubren de besos con sabores.

Luz que nos deja
la infinita cifra de su valor
extendida en los brazos.
Corazones de fuego,
que agitan la alegría,
la tristeza,
y en un súbito arranque,
un montón de cabellos.

Ay!,... Esas lenguas de trapo,
amor mío,
nos revelan, y no saben leer,
lo único que importa:
Está escrito en sus genes.


Mar García Romero.