SHAMBAHALA

Google+ Followers

lunes, 17 de julio de 2017

JULIO DE INVIERNO, a Francisco Basallote.

Nunca tuve la voz amaestrada,
ni almendros ni cerezos en mi huerto
 ni el nombre de las flores sé, ni advierto
 los rayos de la luna delicada.


 Mi grito es el silencio cual azada
contra la tierra verde que ha cubierto
 el haiku de tu luz, siempre despierto,
que enmudeció la muerte despiadada.


 Voy por tu senda a solas, sin camino,
 maldiciendo hacia dentro tus dolores
 como maldice el reo a su destino.

 Mi corazón que llora tus rigores
 es una cruz del Sur de triste sino,
 maestro Basallote, y estupores.



 ©María García Romero. 17/07/2015